¿QUÉ ES EL TÉ?

Sólo superada por el agua, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo. Negro, blanco, verde, amarillo, oolong o pu-erh, todos provienen de la misma planta, la camellia sinesis. La planta de té es nativa de Asia y puede crecer en climas tropicales o subtropicales, en tierras con suelos ácidos y alturas de, al menos, 1,500 metros sobre el nivel del mar. Sólo bajo estas condiciones se consigue un crecimiento lento y cuidado de la planta para que cuando sus hojas se cosechen adquieran un mejor sabor. Dependerá del momento de recolección, tipo de hojas, de su proceso de secado, almacenamiento u origen, que el té obtenga sus diferentes denominaciones, pero fuera de aquellas infusiones que se hacen con camellia sinesis, todas son tisanas herbales o frutales, incluidos el rooibos y la yerba mate.

¿CÓMO SE ELABORA NUESTRO TÉ?

El té Tomás está elaborado bajo un complejo proceso artesanal que empieza por seleccionar cuidadosamente las hojas de té que recolectaremos, eligiendo por lo general los brotes y las hojas más jóvenes que se encuentran en la parte superior del arbusto. Nuestra ortodoxa elaboración permite que el té se despliegue en su dimensión real, traduciéndose en aromas y sabores completos, profundos y dinámicos que fomentan el placer y disfrute de quien lo toma.

Cultivo

Los cultivos de té pueden ser pequeños campos manejados por familias locales o grandes haciendas que cubren miles de hectáreas. Las mejores áreas para su cultivo se encuentran a gran altura, con pendientes pronunciadas que permiten que la planta desarrolle un increíble sabor además de componentes químicos nutritivos.

Recolección

Todos los días, durante la estación de cosecha, los artesanos recolectores llegan a los jardines de cultivo donde cuidadosamente seleccionan a mano los brotes y sólo las dos primeras hojas de la planta, las más nuevas. Después las colocan en grandes cestos para poder transportarlas a las factorías.

Marchitado

Ya en la factoría, las hojas frescas se colocan en bandejas de bambú que giran periódicamente para que su exposición al aire sea uniforme. Esto permite que las hojas se suavicen y queden listas para ser enrolladas.

Enrollado

El enrollado puede ser manual o utilizando rodillos cautelosamente calibrados para imitar los movimientos de los experimentados artesanos.

Oxidación

Las hojas enrolladas se colocan en cámaras especiales de oxidación. Ahí se modifica gradualmente su composición química, cambiando su color y potenciando los sabores que tendrá el té. El tiempo de oxidación puede variar de acuerdo al tipo de té que se busca.

Tostado o exposición a vapor

El proceso de oxidación se detiene ya sea con una ligera dosis de calor para tostar las hojas, o exponiéndolas a una fuente de vapor. Este paso tiene un impacto dramático en el carácter final del té: hará que adquiera notas terrosas, levemente ahumadas como las de los tés chinos (tés tostados), o que resulte en un té con atributos vegetales y dulces, como los japoneses (tés expuestos al vapor).

Secado

Para prevenir cualquier cambio futuro en el carácter del té, las hojas se secan en grandes hornos de convección que reducen la humedad a menos de seis por ciento. Así, las hojas pueden mantener sus cualidades por muchos meses, y en algunos casos, hasta años.

Selección

Después del secado, las hojas se seleccionan mecánicamente utilizando tamices que se agitan de forma controlada. El objetivo de este proceso es conseguir las mejores hojas de té, aquellas que tengan mejor tamaño, forma y color para lograr increíbles infusiones.

COMPONENTES DEL TÉ

El té tiene tres componentes primarios: cafeína, polifenoles y aceites esenciales.

Aceites esenciales.

Aportan y determinan los ricos aromas y sabores del té.

Polifenoles.

Además de contribuir con los grandes beneficios al té, como su poder anticancerígeno, los polifenoles son los responsables de la astringencia o vivacidad de su sabor.

Cafeína.

La cafeína que se encuentra naturalmente en el café, chocolate, té y yerba mate, actúa como estimulante natural incrementando el nivel de alerta y eliminando la somnolencia.